Noticia


NUESTROS OJOS Y LOS FUEGOS ARTIFICIALES


Publicado el 29/12/2016 - Leído 1624 veces


Ya llegó la Navidad y con ella una tradición muy frecuente, Los Fuegos Artificiales; estamos rodeados de espectáculos hermosos en el cielo, luces de colores, estruendos, silbidos, realmente es algo muy bonito de ver, sin embargo, hay que estar conscientes y vigilantes en todo momento del uso y manejo de estos artefactos, y más aún si son usados por los pequeños de la casa, no olvidemos que están compuestos por explosivos y materiales de combustión. La compañía de un adulto que oriente la manipulación, es de suma importancia.

Los fuegos artificiales, de cualquier tipo, desde la inofensiva luz de bengala hasta los cohetes más potentes pueden causar mucho daño en nuestro cuerpo y especialmente en nuestros ojos,  la simple contaminación por la pólvora puede ocasionar conjuntivitis alérgica y las explosiones cercanas pueden provocar que un material extraño se adhiera a la córnea (cuerpo extraño ocular) causando  quemaduras y cicatrices en párpados, conjuntiva (membrana delgada que cubre el ojo) y cornea, que pueden llevar a la pérdida de la visión en casos graves e incluso pueden lesionar estructuras más profundas en la retina, causando su inflamación y afectación visual.

¿Qué podemos hacer si a pesar de prevenir un accidente con fuegos artificiales ocurre? Primero que todo evaluar con calma la situación, puede ser desde un cuerpo extraño, hasta llegar a un accidente grave que involucre una quemadura, en todos los casos,  la primera medida que debemos tomar es lavar con abundante agua el globo ocular y áreas vecinas, es posible que si no es nada grave mejore al lavar, pero si las molestias continúan y hay sangrado, debemos cubrir la herida, y no perder tiempo, acudir al médico oftalmólogo para recibir un tratamiento adecuado.

Image
Las irritaciones oculares leves pueden mejorar lavándose los ojos con abundante agua, 
pero las lesiones más graves requieren atención médica especializada.

Por:

Dr. Manuel A. Gorrochotegui R. 

Miembro Oftalmólogo del Staff de Dra. Parpados.



¿Te gusta este post? Compártelo!